Quantcast

Biography

Pinto. Dibujo. Encastro. Armo y Desarmo… En cada trazo me defino como alguien que ama jugar. Que ama el color alegre, la línea, el plano, la estructura y el garabato. Tránsito desde el arte y la tecnología caminando despacito, disfrutando cada cosa, cada evento, cada paso. Buscando el equilibrio y la armonía en el caos. La saturación de las formas y los planos, sinuosidades y quebradas. “Abstracciones orgánicas”. Pienso mis producciones como eventos donde existe un devenir, cada obra es pensada a partir del juego personal o compartido, único e irrepetible. El automatismo, el movimiento y el rompecabezas. Cada obra es una celebración donde participan mis sentimientos al momento de producirla. Introduzco en mi producción artística la idea de obra como expresión sensible de la libertad y la imaginación, el juego como desarrollo social y estímulo de la creación artística, el juego como ritual. Trabajo a partir de lo feo, de lo monstruoso, del ente o de imágenes que indagan como seres duales. Me encanta encontrar belleza en lo anormal, en lo simple, en la materia. Mis producciones son juegos de redundancia y misterio, de calidez y reflexión. Mis producciones escultóricas y tecnológicas tienen la característica de ser piezas lúdicas, son esculturas móviles, armables – desarmables, reactivas o interactivas. Las pienso como juegos sociales dado que son obras que proponen el encuentro entre los individuos particulares, la obra y el espacio. Lo que busco es promover la intervención del público, volverlo protagonista del hecho creativo. Con ellas propongo volver al tiempo del juego efímero, espontaneo e imaginativo. Deseo correr al público de la observación individual y pasiva para volver a reactivar lo colectivo, conformando a la producción artística como un acto experimental donde lo relacional es el fundamento y el fin de la obra. Y donde la vivencia se vuelve fundacional del acto creativo mediante el momento lúdico colectivo. El participante se construye, se encuentra así mismo formando parte de la obra y se halla inmerso en un diálogo con la obra y con los otros participantes con los cuales se entabla una relación efímera pero que perdurara como experiencia social y cultural.